By Lázaro Estenoz Cosme

Press the TRANSLATE button to read this article from Cuba by Lazaro.

El Floridita, bar cubano de fama internacional y considerado la cuna del Daiquirí cumple 200 años manteniendo la tradición de su lugar y de su coctel reconocido y premiado internacionalmente.

 

Este bar y restaurante de la Ciudad de La Habana, Cuba funciona desde el 1817, se hizo famoso mundialmente  gracias al periodista y premio nobel Ernest Hemingway por sus acostumbradas visitas.

 

Sus  lemas “La cuna del Daiquiri” y “Mi mojito en La Bodeguita, mi daiquiri en El Floridita” son conocidos mundialmente y atraen cada año a miles de turistas que han hecho de este sitio visita obligada en La Habana. La gran atracción del lugar la constituye una estatua de bronce del escritor a tamaño normal acodado en el extremo de la barra, realizado en su rincón favorito en el bar.

 

Es numerosa la lista de visitantes ilustres que han disfrutado del Daiquirí del Floridita y los premios internacionales que ha obtenido, así  como la cantidad de países que han hecho su propio Floridita  imitando  el ambiente  de su homólogo habanero. Hemingway amó tanto este lugar que en su obra “Islands in the stream” (Islas en el golfo) ofrece una detallada descripción del bar trayendo a su protagonista una y otra vez al bar.

Existen varias versiones sobre el nacimiento del cóctel, pero la más verosímil  a mi juicio es la que describe su origen en la mina de Daiquirí cercana a la playa del mismo nombre en Santiago de Cuba, cuando se mezclaron ron, azúcar y limón. De aquel lugar la receta paso de pueblo en pueblo hasta llegar a la versión actual.

 

Este bar está situado en la esquina de las calles Obispo y Monserrate, uno de los rincones con más encanto de La Habana vieja y con el hermoso y lujoso hotel Manzana Kempinski al frente, todavía el floridita continua manteniendo la tradición que le dio origen.

 

 

Este lugar primero fue el bodegón Pina de Plata y en el año 1817 adoptó el nombre de Florida y poco después el de  Floridita. Cuentan los investigadores que el catalán Constantino Ribalaigua, conocido como Constante llegó como cantinero en 1914, con algunos ahorros, se convirtió, en el dueño del bar  y aunque no es el creador del daiquirí, si es el artífice de la versión que se degusta hoy.

 

Hoy este bicentenario bar —según su director— es visitado anualmente por un cuarto de millón de personas, donde reconocidos maestros de barra preparan unos 70 tipos de cocteles, entre estos 17 de Daiquirí, con mezclas de pulpas y frutas.

Según  El sitio web cubano  CubaDebate  —Para celebrar sus 200 años, la gerencia del Floridita ha preparado un ambiente de fiesta, que tendrá su mayor momento el 5 y 6 de octubre, cuando se reunirán los ocho campeones de las pasadas ediciones del concurso “Rey del Daiquirí”, una competencia que reúne a bartenders de Cuba y el resto del mundo para buscar los mejores creadores de este popular coctel.

Entre los participantes estarán el reconocido barman argentino Cristian Dhelpech y John Cristian Lemeyer, quien no ganó la competencia en el pasado, pero sí fue el primer estadounidense en acudir a la competencia hace dos años.

El ganador de esta competencia, que contará con la presencia de personal de la Asociación Internacional de Bartenders, será declarado por los maestros del Floridita, quienes serán los jueces, como el “Rey de Reyes” del daiquirí.

Mientras eso llega, el establecimiento sigue manteniendo la tradición,   con la misma receta que hizo célebre al daiquirí hace casi 100 años.

Receta del Daiquirí Floridita: 1 cucharada de azúcar /1/4 onza de jugo de limón /

1.5 onzas de ron blanco / 5 gotas de licor marrasquino /4 onzas de hielo molido

Instrucciones: Escurrir el hielo, añadir los ingredientes y batir en la licuadora sin que se haga totalmente líquido. Servir en copa de coctel. Se puede añadir algún sirope o pulpa de frutas para crear versiones frutales.

Lo cierto es que después de 200 años, este bicentenario bar tiene mucha historia que contarnos.

 

 

Nota: la información para redactar el artículo fue tomada de los sitios digitales ECURED, CUBADEBATE.

 

`

 

 

 

About Lazaro Estenoz

Mi nombre es Lázaro Estenoz Cosme, nací el 17 de diciembre de 1958. En un pequeño poblado de la provincia de matanzas, Cuba. Siempre he sido un gran apasionado de la naturaleza, de la flora y de la fauna y por eso estudié Licenciatura en Biología y durante muchos años fui profesor universitario. Desde el año 2000 empecé a trabajar en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología en la ciudad de La Habana como especialista de productos biofarmacéuticos y realicé una maestría en Ingeniería Genética de procesos biotecnológicos. En mi tiempo libre, realizo actividades ambientales con los niños y mi gran pasión es escribir libros para ellos sobre estas temáticas que han sido publicados en Cuba por diferentes editoriales entre ellos: Cuenta la naturaleza, Historias del Bosque, Abecedario de la naturaleza, La fiesta de la naturaleza, Sopas de letras y crucigramas ambientales, De la A a la Z: un animal por letras, Ciénaga de Zapata: humedal de los tesoros, Alas de primavera y tengo varios libros que están en las editoriales. Me gustaría que mis libros pudieran ser conocidos por niños, jóvenes y profesores en otras partes del mundo, porque sus objetivos son la enseñanza de la educación ambiental.